Una verbena psicodélica

Vicenç, familia y amigos, un grupo encantador, una verbena extraordinaria, seguro que desde Barcelona se veían las luces psicodélicas de su fiestón, nos alegramos de saber que os lo hicisteis pasar en grande, una verbena como es debido: guitarras, música, bailoteo, etc. Así es como se ha de celebrar!!! Os agradecemos el cuidado que tuvisteis con la casa, y su encanto y saber hacer. Hicimos reventar una buena charla el jardín al despedirnos, y más que nos quedó para charlar, os sentimos muy cercanos a todos, otro grupo recomendable el 100%. Gracias a todos 8!!! Recibid un sentido abrazo.