Una estancia muy dulce

Desde que iniciamos el Proyecto Rural, no me tenido más que recompensas, y esta semana santa, ha sido otro muestre. Encantadores las dos familias con sus hijos y los perritos. Nos ha regalado la satisfacción de hacernos sentir en familia, como así nos gusta que también se sienta. La familia Casalliques va crecientes con vosotros. Muchas gracias por confiarnos sus vacaciones y por regalarnos una estancia tanto dulce como la xacolata. Por cierto, aparecieron por buenísimos los coulant!!